¿ Quieres comprar bisuteria online ?

Conoce las últimas tendencias para ir a la última.

Bisuteria Online by Happy Uky

La bisutería étnica, tema tribales: un aire tribal marca tendencia en la bisutería del dos mil dieciseis y nos encanta! Con un collar peto decorado de sorprendentes conchas destacarás cualquier conjunto fácil, por poner un ejemplo. Se trata de evadirse y con tantas opciones prácticamente que cuesta saber por dónde iniciar! Las perlas en salvaje y las plumas de colores tornasolados se combinan con colgantes inspirados en una naturaleza salvaje y exuberante, mientras que las cadenas doradas se ven adornadas con pompones incas o bien piedras minerales. En el dos mil dieciseis, apostamos por la bisutería étnica y nos chifla!


La bisutería barroca: desde ya hace unas temporadas, la bisutería está siguiendo la onda barroca de forma ostentativa. Este invierno más que jamás, nos cautiva el estilo romántico de los collares largos que combinan perlas y colgantes dorados. Proseguimos enamoradas de los collares peto, si bien ahora preferimos los magistrales adornados con cristales, diamantes y piedras de colores. Irrefrenadas, asimismo optamos por las gargantillas decoradas con múltiples cadenas de inspiración gótica. En lo que se refiere a pendientes, proseguimos adoptando el exuberante y deslumbrante estilo rococó.

Bisutería geométrica: las tendencias del invierno dos mil dieciseis le ofrecen a la mujer moderna la ocasión de ser si misma en sus facetas. Un día va a ser excéntrica, otro día estructurada: la moda está a su imagen y la bisutería que lleva es el barómetro de su diversidad.

En esta temporada nos chiflan particularmente los conjuntos geométricos de formas fáciles mas poderosas inspiradas en el planeta arquitectónico. Curvas limpias, materiales en salvaje, adoptamos indudablemente el refinado estilo de una pulsera manguita encorvada o bien la sobriedad de una gargantilla de metal cepillado… y de esta manera acicaladas vamos luciendo.

Las pulseras manguitas: en el dos mil dieciseis la moda en bisutería se propón en versión XXL y con mucho gusto nos rendimos a esta tendencia. Siguiendo los pasos del collar gargantilla, la pulsera ahora cobra más estrellato. Podemos vestir nuestras muñecas con una manguitas a seleccionar, sea étnica, barroca o bien estructurada: una infinidad de estilos que se ajustan a la moda.


Los collares estilo torque, los collares peto, las gargantillas: el collar es la pieza de bisutería del invierno dos mil dieciseis. Se lleva de manera directa en la piel o bien como ornamento de la ropa: resalta en los desfiles y prácticamente le hurta el estrellato a las modelos. Nos agrada que sea en bárbaro mas refinado en versión torque o bien gargantilla. Asimismo nos agrada que nos recuerde a los conjuntos de la Vieja Roma en su versión peto exuberante. Esta temporada nos damos un gusto en tanto que semeja que todo está autorizado!   


 
El pendiente único: que la distracción esté de tendencia le encantará a las más despistadas! En verdad, este invierno dos mil dieciseis la asimetría imprudente está de tendencia y solo vais a llevar un solo pendiente, provocando la curiosidad con respecto a vuestro otro lóbulo. La libertad es total puesto que dispondréis de una infinidad de opciones para ornamentar vuestra oreja: prudente, impresionante, o bien criolla, los hay para todos y cada uno de los gustos. No vamos a tardar en adoptar este toque rock ´n roll ya detectado entre las conocidas y en las pasarelas. 


Cadenitas finas de múltiples vueltas: el invierno dos mil dieciseis va a ser indudablemente la época del advenimiento de la delicadez. En verdad, les finas cadenitas se llevan tanto sueltas como conjugadas al plural y de múltiples longitudes para crear un atinado efecto de superposición bohemia. Asimismo nos agrada cuando este bello estilo minimalista viene alegrado por unos toquecitos de locura: pompones de color, flequillos metálicos o bien plumas doradas. Su encanto grácil, prácticamente débil ocupa un sitio de honor y nos cautiva!


Los pendientes doble perla: es imposible perdérselo: el pendiente doble bola es un indispensable de la época invierno dos mil dieciseis. Nos agrada su versión irisada prácticamente natural y nos chifla colorida más entretenida. Puedes escoger si prefieres llevarlo de forma simétrica en las dos orejas o bien solo llevar uno para darle la vuelta a tu conjunto: este pendiente de perla prácticamente inspirado en el estilo tribal es el colmo de los colmos del chic.